expos      txts      e-books     bio

Dura lex sed lex


[01 de setembro de 2017]



Dura lex sed lex es una expresión extraída del latín que significa “la ley es dura, pero es la ley”. La máxima era utilizada en Roma antigua para recordar los límites de la legislación estatal y su sentido intrínseco de inflexibilidad. En otras palabras, podríamos decir que si la ley no fuese dura, simplemente no sería ley y que su rigidez sirve al control de la mayoría por una minoría de dirigentes. En los últimos tiempos, especialmente, la legitimidad de las acciones judiciales y políticas ha sido cuestionada por el aparente grado de arbitrariedad de sus procedimientos.

Esta exposición es un ensayo sobre la potencia y el límite del arte para enfrentar, sutil o violentamente, las fisuras de estos sistemas. El encuentro entre generaciones y localidades a partir de las obras manifiesta los cruces transhistóricos dentro de lo que se puede llamar Latinoamérica, afirmando una condición de clandestinidad ontológica que marca su cultura desde su encuentro con las instituciones occidentales.




A las experimentaciones estético-políticas de las décadas de 1960 y 70 que friccionaran los límites entre experiencia vital, legislación y objeto artístico, prosiguen las obras que son reflejo del encuentro del cuerpo con la cultura punitiva tradicional; las que ven el espacio público como un campo de acción; y las que usan de diferentes tecnologías para alterar las formas cristalizadas por las letras de la ley. En la inminencia de la ilegalidad, muchas obras aquí presentes se confunden con el objeto de delito y utilizan exaustivamente el espacio de excepción del arte hasta poner en jeque su propio sistema.


(texto curatorial da exposição coletiva "Dura lex sed lex", co-curada com Juliana Gontijo e realizada no Centro Cultural Parque de España, em Rosario, Argentina, entre 01 de setembro e 21 de outubro)
© 2020, Raphael Fonseca | Todos os direitos reservados.